reorganizar tus gastos y comenzar a ahorrar

Usa la cuarentena para reorganizar tus gastos y comenzar a ahorrar

No importa si logras ahorrar mucho o poco, si consigues crear un nuevo hábito ya habrá algo positivo que rescatar de esta contingencia.

Dado que la cuarentena sanitaria significa mantenerse dentro del hogar, hay gastos cotidianos que se verán reducidos, lo cual abre la oportunidad para tomar ese saldo extra y transformarlo en ahorro. No importa si logras ahorrar mucho o poco, si consigues crear un nuevo hábito ya habrá algo positivo que rescatar de esta contingencia. Queremos ayudarte a tener las mejores herramientas financieras para enfrentar los momentos que vivimos.

Ahorrar significa tomar un monto de dinero y reservarlo para necesidades futuras. De esta forma, puedes disponer de él en caso de que surja algún gasto que no tenías contemplado.

Existe un gasto que, estando en cuarentena, no tendrás que realizar, y este es el de traslado de tu casa al trabajo, ya sea transporte público o en combustible para el auto.

Si eres de los que utiliza su vehículo para movilizarse, puedes calcular tu ahorro dependiendo de las veces que cargas tu estanque en la semana o el mes.

Sin embargo, para los que usan el transporte público es más fácil de calcular el gasto realizado, y el ahorro al que podrías llegar. Considera el caso de dos viajes diarios en metro, por 20 días hábiles del mes:

$800 x 2 viajes = $1.600 x 20 días = $32.000

Solo por concepto de transporte podrías liberar al menos $32.000 en un mes. Ahora bien, muchas personas realizan más de un viaje al día, o trabajan también los fines de semana, lo cual incrementaría el monto hasta incluso cerca de $50.000.

Poder reorganizar tus gastos también te ayudará si, producto de esta cuarentena, has visto reducidos tus ingresos. En circunstancias transitorias, como la que vive nuestro país y el mundo actualmente, es muy importante buscar formas para ajustar el presupuesto familiar, hasta que la situación comience a mejorar.

Alternativas para sacarle provecho a tu nuevo ahorro

Si has podido conseguir un saldo extra, lo importante ahora es que este dinero libre no lo destines a otros gastos que antes no tenías considerados, sino que puedas ahorrarlos.

Puedes simular cuánto podrías llegar a ahorrar, con qué objetivo y en cuánto tiempo utilizando la Herramienta de Planificación de Ahorro de Sanodelucas.

Por ejemplo, $50.000 pueden ser el primer depósito para una cuenta de ahorro, en la cual después puedas seguir depositando mes a mes. Esto te ayudará a construir un hábito. Si todos los meses ahorras $10.000, hacia fin de año podrías disponer de $120.000.

La ventaja de una cuenta de ahorro es que muy probablemente te ofrecerán un reajuste anual ligado al IPC, o sea, a la inflación. Así entonces, si tienes $100.000 ahorrados, y al cumplirse un año la inflación fue de 3%, tu cuenta pasará a tener $103.000. Esto permite que tu dinero no pierda poder adquisitivo, o sea, podrás comprar hoy lo mismo que hace un año con ese ahorro más el reajuste.

Además, algunas cuentas de ahorro ofrecen una rentabilidad de 1%, ligada a ciertas condiciones, como puede ser una cantidad limitada de giros en un año, lo que aumenta el monto final a través de una rentabilidad real, es decir, el porcentaje de rentabilidad que se ubica por sobre la inflación. Por ejemplo, si la inflación fue de 3%, y la rentabilidad fue de 5%, tu rentabilidad real fue de 2%.

Finalmente, algo importante que debes tener en cuenta con tu cuenta de ahorro: busca una que no te cobre comisiones por mantención.

Por otro lado, tienes la posibilidad de tomar un Depósito a Plazo (DAP). Los DAP te permiten ahorrar un monto de dinero, a un plazo determinado, mínimo una semana y máximo un año, el cual al final del periodo se verá incrementado gracias a una tasa de interés.

Los Depósitos a Plazo ofrecen pequeñas rentabilidades, que dependen directamente de la Tasa de Política Monetaria del Banco Central (TPM, actualmente en 0,5%)). Actualmente, un DAP promedio registra una rentabilidad anual cercana a 1%. Sin embargo, la ventaja de este tipo de instrumento financiero es que te permitirá organizar y tener pleno control de tu dinero en el tiempo.

También está la posibilidad de que el dinero que estás ahorrando, puedas invertirlo en un Fondo Mutuo.

Un Fondo Mutuo es un instrumento de inversión que permite, desde muy bajas cantidades de dinero, invertir en distintos mercados, nacionales y extranjeros, en diversas industrias, desde minería hasta agricultura, y en productos que van desde metales preciosos hasta petróleo.

En Chile existen más de 400 fondos mutuos distintos, cada uno con diversas alternativas dentro del mismo fondo, lo que totaliza más de 4.000 oportunidades distintas de inversión.

Algunos fondos mutuos permiten invertir desde $5.000 hacia arriba. Lo importante es conocer las comisiones que te cobrarán por la administración del fondo, el costo por retirar tu inversión, y el plazo mínimo que debes mantener tu dinero invertido, antes de poder retirarlo.

En definitiva, la cuarentena, además de ser un momento para quedarse en casa y compartir en familia, también representa una oportunidad de modificar tus hábitos financieros. Si eres de los que, al organizar sus gastos, lograste alcanzar un saldo extra y ahorrar, has dado un gran primer paso para mejorar tus hábitos financieros. En tanto, si estás en la situación de ver reducidos tus ingresos, reorganizar tus gastos podría ayudarte a llevar de mejor forma este complejo periodo.

Destacado
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?