Si tu objetivo es conseguir la casa propia, es importante que comiences por ahorrar

Si tu objetivo es conseguir la casa propia, es importante que comiences por ahorrar

Si lo que buscas es establecerte en tu propia vivienda, tener la tranquilidad de pagar algo que será tuyo, y construir tu futuro hogar, es momento de comenzar el plan de ahorro para alcanzar la casa propia.

Una herramienta que te ayudará a cumplir este objetivo es el Subsidio Habitacional del Gobierno. Ahora bien, para postular, primero debes tener ahorros, lo que implica que meses antes tienes que depositar en forma constante y ordenada dinero a una cuenta.

¿Qué tipo cuenta necesitas?
Para postular al Subsidio Habitacional debes tener una cuenta de ahorro para la vivienda, y en ella realizar depósitos periódicamente.

Una cuenta de ahorro es un producto financiero en el que los fondos depositados en la cuenta, tienen disponibilidad inmediata y generan cierta rentabilidad durante un periodo determinado según el monto ahorrado.

Por lo tanto, cuando se habla de Cuenta de Ahorro para la Vivienda, el objetivo principal de esta cuenta es depositar dinero para cumplir con el requisito de ahorro que exige la postulación al Subsidio Habitacional.

Para abrir una cuenta de ahorro para la vivienda debes dirigirte a las instituciones financieras que ofrecen este tipo de producto, y te pedirán los siguientes requisitos:

• Ser Persona Natural (persona humana que cumple obligaciones a título personal, no como empresa).
• Ser mayor de 18 años.
• No tener otra Cuenta de Ahorro para la Vivienda en el sistema financiero.
• Dependiendo de la institución, te pedirán un monto mínimo para abrir la cuenta.

Además, te recomendamos revisar los requisitos y beneficios de cada cuenta, como si debes pagar comisiones, o cuántos giros sin costo te permiten realizar al año.

Es un requisito obligatorio que la cuenta de ahorro para la vivienda debe tener una antigüedad mínima de 12 meses al momento de postular (la antigüedad se considera desde primer día hábil del mes siguiente en que abrió la cuenta).

La idea de este requisito es que puedas generar un hábito de ahorro, y que tengas la capacidad de mantenerlo, considerándolo como uno de los gastos más importantes que deberás hacer. Si logras organizar tus finanzas para llevar un ahorro constante, te será mucho más fácil ordenarte para pagar un dividendo mensual, que es una obligación adquirida por varios años para obtener e crédito hipotecario.

También debes considerar inscribirte en el Registro Social de Hogares, que es el sistema que reemplazó a la antigua ficha de protección social, y que organiza los “tramos” como la información que identifica la vulnerabilidad de las personas y familias, para definir a qué segmento del subsidio puedes postular. Si no sabes si estás inscrito o no, ingresa en www.registrosocial.gob.cl.

Ahora que tienes tu libreta de ahorro para la vivienda, debes ser organizado y constante en tu plan de ahorro, ya que el MINVU solicita un ahorro mínimo para postular.

Para comenzar a organizar tu presupuesto, y te sea más sencillo separar un monto para ahorrar todos los meses, puedes utilizar la Herramienta de Planificación de Ahorro de Sanodelucas.

Para conocer cómo funciona las siguientes etapas al momento de querer adquirir tu casa propia, además de consejos para ayudarte a cumplirlas en formas satisfactoria, revisa:

¿Cómo postular al Subsidio Habitacional y cumplir el sueño de la casa propia?
Crédito Hipotecario: Lo que debes saber para solicitar el tuyo y conseguir la casa propia

Esperamos que esta información y recomendaciones puedan ser de ayuda para ti. Recuerda que en la medida en que seas financieramente organizado podrás lograr tus objetivos y conseguir una buena salud financiera.

Destacado
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?