Ten precaución con tus correos electrónicos

Redes sociales, cuidado con lo que compartes

07/09/2018

Gracias a los avances de la tecnología, hoy estamos más conectados que nunca. Existen evidentes ventajas de alcance e inmediatez en nuestras comunicaciones virtuales respecto a las que pueden tenerse en el mundo análogo. Sin embargo, por el solo hecho de estar “conectados”, en la actualidad enfrentamos una serie de peligros y amenazas a nuestra seguridad.

Gracias a los avances de la tecnología, hoy estamos más conectados que nunca. Existen evidentes ventajas de alcance e inmediatez en nuestras comunicaciones virtuales respecto a las que pueden tenerse en el mundo análogo. Sin embargo, por el solo hecho de estar “conectados”, en la actualidad enfrentamos una serie de peligros y amenazas a nuestra seguridad que se incrementan cuando no sabemos cómo mantener el control sobre el  uso correcto y prudente de las redes sociales.

Aunque disponemos de una serie de medidas técnicas que ayudan a mantener protegidas estas plataformas, no existe seguridad alguna que valga si es que no se acompaña de un correcto uso por parte de las personas. A continuación te entregamos algunas recomendaciones para proteger tu información en redes sociales de posibles malos usos por parte de terceros:

  • Piensa muy bien antes de subir una foto a la red. Ten en cuenta que una vez que aceptas los términos de privacidad la imagen ya es propiedad de la red social, independiente de que posteriormente la borres de tu perfil.
  • Mantén configurada la privacidad de tu perfil. Aun cuando te pueda parecer entretenido publicar (y compartir) un viaje con los amigos en tu cuenta de alguna red social, te recomendamos que no lo hagas público. No sabes quién podría estar utilizando esa información.
  • Antes de subir una fotografía en la que aparezcan otras personas, es recomendable que cuentes con su consentimiento (o el de sus padres, en caso que sean menores de edad).
  • Evita publicar fechas de paseos o viajes que estés planificando en las que estarás fuera de tu domicilio (aunque sea por poco tiempo). Sin darte cuenta estarás informando a terceros que no conoces que tu casa quedará sola en ese período. Es mucho mejor si lo haces una vez que hayas regresado.
  • No agregues a desconocidos o gente que sólo conozcas de forma virtual. Asegúrate de que la persona que has aceptado sea efectivamente quien dice ser y pregúntate si realmente quieres compartir tu vida privada con ella.

Destacado
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?