¿No entiendes tu liquidación de sueldo? Conócela y aprende a calcularla aquí

¿No entiendes tu liquidación de sueldo? Conócela y aprende a calcularla aquí

Conocer tu liquidación de sueldo, saber leerla y entender los cálculos que contiene te ayudará a tener mayor claridad sobre la forma en que se componen tus ingresos.

Todos los trabajadores con un contrato de trabajo formal reciben junto con su salario una liquidación de sueldo, que es el documento que comprueba el pago de la remuneración y la composición de ésta, es decir, muestra todos los ingresos que recibe el empleado y los descuentos a los que está sujeto.

Las liquidaciones de sueldo deben tener algunos datos mínimos obligatorios, como el nombre del trabajador, su número de cédula de identidad, la fecha de entrega del documento, la fecha de ingreso a la empresa y su cargo.
Además de esto, la liquidación debe registrar los haberes, que son los pagos que recibe el trabajador, y que a su vez se dividen en haberes imponibles y no imponibles.

Los haberes imponibles son aquellos que se consideran para realizar los descuentos previsionales obligatorios, como el sueldo base, los bonos, el pago de horas extras, las comisiones por productos o servicios, los aguinaldos y las gratificaciones (artículo 47, Código del Trabajo y artículo 50, Código del Trabajo). En cambio, los haberes no imponibles (que como su nombre lo indica, no son considerados para los descuentos previsionales), corresponden a los montos asignados por alimentación, movilización, asignaciones familiares, asignación de caja, asignación de desgaste de herramientas, viáticos, indemnizaciones por años de servicios y gastos en que incurra el colaborador por causa del trabajo.

Como mencionábamos, junto a los haberes, la liquidación de sueldo debe registrar también todos los descuentos que son realizados al trabajador. Estos se dividen en dos grupos: descuentos obligatorios (o legales) y descuentos ocasionales o voluntarios.

Los descuentos obligatorios son: la cotización en una AFP (10% para la cuenta individual por concepto de fondo de pensión, más la comisión de la AFP por concepto de administración que depende de cada AFP, pero van desde 0,69% a 1,45%); la cotización de salud, que si el trabajador está afiliado a FONASA corresponde al 7% de su sueldo base imponible, y si está en una ISAPRE, depende del precio del plan que haya pactado (que de todas formas, no puede ser menor al 7%); el Seguro de Desempleo, cuyo descuento corresponde a un 0,6% del sueldo base imponible; y el impuesto único de segunda categoría, también conocido como impuesto a la renta. Este impuesto es un monto que varía de forma progresiva según el ingreso base tributable del trabajador (que son los ingresos imponibles menos los descuentos legales), y comienza a aplicarse a montos superiores a los $678.672.

Por su parte, los descuentos ocasionales o voluntarios son aquellos que asume el trabajador en acuerdo con su empleador, como préstamos, anticipos, ahorros previsionales voluntarios, créditos que otorgue la empresa, cuotas sindicales o aportes voluntarios, créditos con cajas de compensación, ahorros en cuentas, etc. También se anotan en los descuentos las horas de atraso, las ausencias y las retenciones judiciales (como pensiones alimenticias).

Para tener una idea más clara, así se debe ver una liquidación de sueldo promedio (las cifras referenciales).

Haberes Imponibles Descuentos
SUELDO BASE 210.000 SEGURO DESEMPLEO 4.058
BONO COMP. SALA CUNA 185.500 AFP HABITAT 76.223
HORA EXTRA (10) 16.333 ADHERENTE SINDICATO 2.625
COMISIONES 80.000 COT. SALUD UF 1,655 47.343
GRATIFICACION 72.500 ANTICIPO 1/1 20.000
AGUINALDO 112.000 Préstamo (1/24) 30.000
Haberes No imponibles BASE IMPONIBLE 676.333
COLACION (20) $2.356 por día 47.120 BASE TRIBUTABLE 548.709
MOVILIZACION (20) $1100 por día 22.000 TOTAL HABERES 769.126
MOVILIZACION SALA CUNA (20) $1100 por día 22.000 TOTAL DESCUENTOS 180.249
ASIG FAMILIAR 1.673 SALDO LIQUIDO A PAGO 588.877

En el cuadro final, el sueldo Base Imponible es la suma de los Haberes Imponibles, y representa la remuneración sobre la cual el empleador hará los respectivos descuentos obligatorios. Este cálculo entrega la Base Tributable, que es el monto afecto al impuesto único de segunda categoría.
Después está el Total Haberes, que es la suma de todos los haberes recibidos (sean imponibles o no), y es lo mismo que decir sueldo bruto. A esta cifra se aplica el total de descuentos.
Finalmente, se obtiene el sueldo líquido a pagar, o sea, el dinero que efectivamente recibe el trabajador.
La fórmula para calcularlo es la siguiente:

+ HABERES IMPONIBLES
+ HABERES NO IMPONIBLES
=TOTAL HABERES (SUELDO BRUTO)
– TOTAL DESCUENTOS
= SUELDO LÍQUIDO

Finalmente, algunos puntos importantes a recordar: Primero, el sueldo bruto siempre es mayor que el sueldo líquido, pero el líquido es el que efectivamente llega a tu bolsillo. Segundo, siempre deben estar registrados en la liquidación de sueldo los descuentos legales, y si tienes dudas, puedes confirmar su pago en tu seguro de salud y AFP y en la AFC. Tercero y último, al firmar la liquidación de sueldo aceptas lo que dice en ella, así que revísala y léela con calma antes de hacerlo.

Destacado
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?