Los 5 errores contables que cometen los emprendedores

Los 5 errores contables que cometen los emprendedores

26/02/2018

Los errores que cometes en contabilidad pueden tener un impacto negativo en los negocios, transformándose en un verdadero dolor de cabeza. Desde el momento en que comienzas con una idea, debes preocuparte de utilizar los procedimientos de contabilidad apropiados.

Cuando estás partiendo un negocio, realizas diversas tareas, desde atender clientes hasta cotizar productos. Y eso está muy bien. Sin embargo, cuando decides llevar la contabilidad por tu cuenta, podrías estar cometiendo un grave error.

Estos son los 5 errores más comunes cometidos por los emprendedores:

1.No consultar a un experto

Aunque los emprendedores están acostumbrados a realizar distintas labores en diversas áreas, la contabilidad es una actividad que requiere bastante conocimiento especifico. Al crecer, los negocios se tornan más complejos, y cada decisión equivocada puede costar más de lo esperado. Es recomendable buscar ayuda profesional, para poder enfocarse en el desarrollo de áreas claves para el negocio.

2.Confundir un gasto con activo fijo

Un error común entre quienes emprenden por primera vez, es contabilizar como gasto las compras de equipamiento o activo fijo. Una regla para entender cuándo no podemos contabilizar una inversión como un gasto, es determinando el uso que se le dará al bien adquirido.
Un activo fijo es un bien que se adquiere para ser utilizado cotidianamente por la empresa y que será ocupado en el funcionamiento del negocio. Por supuesto, no está destinado a venderse en el corto o mediano plazo.

Por ejemplo, tomemos el caso de un taladro, cuyo valor puede no ser muy alto. Lo registramos como un gasto, pero si se compra con la intención de hacer las reparaciones o instalaciones requeridas por la empresa, entonces debe ser clasificado como un activo fijo, porque es un producto que no se venderá y que va a prestar un servicio a tu empresa por muchos años. Distinto es si se compra, por ejemplo, un pegamento, que una vez utilizado dejará de estar disponible para la empresa. Cuando esto ocurre, ya no podemos considerar esa inversión como un activo fijo: es un gasto.

En caso de dudas, es recomendable acercarse al Servicio de Impuestos Internos (SII) para aclararlas, ya que de otra forma, las multas por este tipo de confusiones pueden ser importantes.

3.Ingresar facturas con la dirección incorrecta

Es de suma importancia que todas las facturas de compra tengan la dirección actualizada de tu empresa. Si no haces esto, es posible que rechacen el gasto. Ser riguroso con la exactitud de los datos de tus proveedores es fundamental.

4.No ingresar facturas con IVA en el plazo correspondiente

Cada vez que las empresas realizan compras, tienen el derecho de utilizar el IVA de las mismas como crédito, lo que sirve para reducir la cantidad de IVA que se debe pagar por las ventas producidas por la empresa. Ahora, para poder utilizar el crédito fiscal IVA, se debe cumplir con el requisito de ingresar los documentos en un plazo no superior a 90 días desde la fecha de emisión de la factura.

5.No mantener los libros contables al día

Es de vital importancia mantener los libros contables al día. No tener la contabilidad actualizada puede generar vacíos de información, que no le permitan a tu empresa tomar importantes decisiones. Quizás, sin saberlo, tu negocio no esté siendo rentable debido a que no lleva un registro apropiadamente actualizado de los ingresos y los gastos. Lo mejor es no retrasarse y hacer un balance de las cuentas todos los meses.

Pyme
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?