Recomendaciones para afrontar gastos imprevistos

Recomendaciones para afrontar gastos imprevistos

Tal como lo dice su nombre, los gastos imprevistos son aquellos egresos que no alcanzan a ser presupuestados ya que se presentan de manera inesperada.

Problemas con tu auto, accidentes o gastos médicos suelen ser considerados como gastos no esperados que pueden afectar la salud de tus finanzas.
Para evitar que estos imprevistos impacten negativamente en tu economía te sugerimos que consideres los siguientes puntos:

1. No confundas los gastos esporádicos con imprevistos

Existen gastos que, pese a no ser regulares, sí son fijos, por lo que no se deben considerar como imprevistos. Éstos son considerados gastos esporádicos y son, por ejemplo, el pago de matrículas, patentes de autos o las contribuciones.
Tener un presupuesto que los considere, y ahorrar mensualmente para cubrirlos te permitirá afrontarlos con tranquilidad y evitar que se conviertan en imprevistos.
Si quieres conocer más sugerencias para enfrentar gastos inesperados, te recomendamos que revises nuestro capítulo “¿Imprevistos?”.

2. Dimensiona el costo del gasto

Cuando ocurre un imprevisto lo primero es dimensionarlo y determinar el costo total; existen costos evidentes (como, por ejemplo, el arreglo de tu auto en caso de un choque) y otros no tan evidentes (como, por ejemplo, los costos de transporte que deberás cubrir mientras tu auto esté en el mecánico).

3. Revisa tus seguros

Verifica qué pólizas de seguros has contratado en el pasado para ver si alguna cubre parte o el total del imprevisto. Por ejemplo, en el caso de un accidente de tránsito existe el SOAP (Seguro Obligatorio de Accidentes Personales) que cubre los costos por muerte y lesiones corporales que sufran las personas como consecuencias del accidente.

4. Utiliza tus excedentes

Los excedentes pueden ser una buena forma de enfrentar los gastos imprevistos. El “colchón” que tengas ahorrado evitará que te endeudes para cubrir los costos del imprevisto.
A pesar de que puedes tener este dinero ahorrado con el fin de viajar, tener un apoyo para tu jubilación o armar un nuevo proyecto, utilizarlo para saldar gastos no esperados te ayudará a mantener la salud de tus finanzas.

5. Recortar otros gastos

Ante un imprevisto, te recomendamos que revises tus egresos y analices qué gastos prescindibles puedes eliminar o recortar por un tiempo, y así juntar el monto que necesitas para enfrentar este gasto que no tenías presupuestado.

Planificación
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?