Aprovecha los canales digitales y reformula tu negocio desde el hogar

Aprovecha los canales digitales y reformula tu negocio desde el hogar

Para reformular tu negocio, o crear uno nuevo solo necesitas una conexión a internet, un smartphone y tus redes sociales. Si puedes crear tu propia página web, mucho mejor, pero en un principio no es imprescindible.

Si producto de la cuarentena tendrás que reformular tu negocio, o si tienes la intención de crear uno para complementar tus ingresos, la tecnología y los actuales canales digitales pueden ayudarte. Gracias a internet puedes ofrecer productos y servicios, además de cobrar por ellos sin moverte de tu hogar. También puedes diseñar un emprendimiento para cuando pase la contingencia de salud.

Uno de los rubros que se ha visto más afectado por el actual periodo de cuarentena es el gastronómico. Muchos restaurantes y cafeterías han debido cerrar sus puertas, esperando a que cambie la situación. Sin embargo, muchos otros han detectado en el servicio de delivery una oportunidad para dar un giro al negocio.

Las plataformas de delivery como Rappi, PedidosYa o UberEats han visto un incremento en sus servicios durante este periodo, y son muchos los negocios como cafeterías, restaurantes, o incluso farmacias y mini markets, los que han visto una oportunidad en poder continuar vendiendo sus productos a los consumidores que los necesitan.

Así también, existen otras alternativas para comenzar un negocio desde tu hogar, para lo que solo necesitarás una conexión a internet.

Ofrece servicios digitales
Existen diversos servicios que pueden ser ofrecidos a distancia, y que no requieren desplazarse de un lugar a otro. Por ejemplo, puedes escribir y generar contenido para empresas, también dedicarte al diseño de piezas gráficas, a la edición de fotografías, a la venta de productos por catálogo, a dar asesorías en forma online, y un sinnúmero de otras actividades que puedes hacer desde tu casa. Al momento de cobrar por tu trabajo, una transferencia electrónica es la opción más conveniente.

También tienes la posibilidad de ofrecer clases online. Muchos instructores de yoga, personal trainers, profesores de idiomas y otras actividades que no requieran obligatoriamente ser presenciales, pueden compartir sus conocimientos gracias a una cámara y aplicaciones como Zoom, Meet Google, o Youtube Live. Basta que te coordines con la o las personas que recibirán la clase. Al momento de cobrar, si existe un grado de confianza con los participantes, puedes compartirles tus datos de transferencia. Otra alternativa es buscar soluciones digitales para generar contraseñas de acceso tras recibir el pago.

Otra forma de generar ingresos es la venta de cursos y material educativo. Pese a que en internet abunda la información libre, el conocimiento especializado y la información organizada y presentada adecuadamente es siempre un material de gran valor. Es importante considerar que cualquier oferta educativa no necesariamente debe ser escrita, también puede estar en formato de audio o video, como tutoriales o audiolibros.

Para iniciar cualquiera de estos negocios no necesitas más inversión que una conexión a internet, un smartphone y tus redes sociales, además de tus conocimientos. Si puedes crear tu propia página web, mucho mejor, pero en un principio no es imprescindible.

Creando un nuevo negocio para después de la emergencia
Si tienes un poco de tiempo libre, puedes comenzar a idear un nuevo negocio, para cuando pase este periodo de contingencia por el coronavirus.

La primera recomendación es que identifiques una solución para una necesidad existente. Muchos negocios no prosperan porque se guían en intuiciones o emociones, en lugar de satisfacer necesidades reales de un público objetivo. Pregunta a tus cercanos si pagarían por tu producto o servicio, realiza encuestas online (hay muchas plataformas gratuitas como Survey Monkey, Mailchimp o Google Forms).

Otra sugerencia es que tu idea de negocio sea escalable, esto es, que tus ingresos puedan ir aumentando sin subir tanto los costos. En caso contrario, te pasará que entre más dinero ganes, más tendrás que gastar. Por ejemplo, un video de una rutina de ejercicio, lo puede pagar una persona, o 50 personas, y sigue siendo el mismo video, con el mismo costo de producción.

Finalmente, si decides vender algún tipo de producto, puedes promocionarlo a través de tus redes sociales o una página web, recibir pagos vía transferencia electrónica y realizar envíos a todo Chile a través de empresas de distribución y despacho, expandiendo tu nuevo negocio a un nivel nacional.

Esperamos que estas recomendaciones puedan ser de ayuda para ti. Recuerda que en la medida en que seas ordenado financieramente podrás enfrentar mejor este difícil periodo.

Emprendimiento
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?