Aprende a preparar una entrevista de trabajo y aumenta tus posibilidades de ser contratado

Aprende a preparar una entrevista de trabajo y aumenta tus posibilidades de ser contratado

Ya sea que estés buscando tu primer trabajo o te encuentres sin empleo y necesites reintegrarte al mundo laboral, preparar una buena entrevista es fundamental para incrementar tus posibilidades de éxito.

Antes de partir, independientemente de tu situación laboral, te recordamos que siempre es importante que mantengas tus finanzas en orden, organizando tu presupuesto y llevando un completo control de tus gastos. Para ello te recomendamos usar la Plantilla de Presupuesto Mensual de Sanodelucas, con la que podrás aprender a administrar mejor tus recursos.
La preparación de una buena entrevista laboral puede dividirse en tres partes: antes de la entrevista; durante la entrevista y después de la entrevista. Sigue estas recomendaciones y estarás más cerca de conseguir ese empleo.
Antes de la entrevista

Cuando ya te citaron, revisa datos acerca de la empresa. Chequea su sitio web, redes sociales, información que haya aparecido en las noticias, todo lo que sirva para que conozcas a la organización y seas capaz de responder la pregunta “¿sabe algo de nuestra compañía?”

También, lee detenidamente el anuncio de oferta de empleo. Repasa la información relevante, qué conocimientos y aptitudes solicitan, cuáles son las responsabilidades del cargo, horarios, propuesta de sueldo (si la hubiese). De esta forma evitarás preguntar cosas obvias que demostrarían poco interés en el cargo y en la empresa.
Repasa tu currículum. Es muy probable que muchas de las preguntas que te realicen tengan el objetivo de comprobar la información de tu CV. Por ello, es fundamental que solo coloques lo que puedas explicar y comprobar. No está demás decirlo: NUNCA se debe mentir en el currículum.

Por último, a la entrevista debes asistir con una vestimenta adecuada, idealmente formal. Debes verte ordenado. Pero no exageres. No es una tenida elegante. Debes tener en cuenta el cargo y la empresa a la que postulas. Si hiciste bien tu investigación, te será más sencillo elegir.

Durante la entrevista

Algunos reclutadores han señalado que la decisión de contratar a alguien se toma en los primeros 30 segundos de presentación, así que dar una buena primera impresión es fundamental. Sé puntual. Calcula el tiempo que te tomará llegar al lugar de la entrevista y anticípate unos cinco a diez minutos. Así no te verás agitado.
Prepárate para hablar, ya que tú serás la persona entrevistada. Es recomendable que repases las respuestas a las preguntas que te puedan hacer, pero no las memorices, la idea es que te expresas en forma natural.
Junto con ello, utiliza palabras y frases a las que estés acostumbrado, no uses palabras rebuscadas. Responde claramente, sé directo, no utilices monosílabos ni evasivas. En resumen, sé educado, cordial y honesto. Te darás cuenta de que si preparaste bien la parte uno, el “antes de la entrevista”, esta etapa te resultará mucho más sencilla y cómoda.

Después de la entrevista

Cuando se dé por finalizada la entrevista, plantea las dudas que tengas y, si algo no te queda claro, pide que te lo expliquen. Lo peor que puede suceder es que dejes la impresión de no haber comprendido la información en primer lugar. Al terminar la reunión, manifiesta tu interés por el empleo, pero no te muestres ansioso ni suplicante. Recuerda, sé siempre educado, cordial y honesto.

Antes de despedirte, pregunta cuándo puedes esperar una respuesta y solicita amablemente si te pueden informar en el caso de que no seas seleccionado. No temas hacerlo pues también representa una muestra de interés y profesionalismo.
Finalmente, solicita algún correo electrónico o número de contacto para consultar, si es que no te han respondido en el plazo que la empresa misma fijó para darte una respuesta. No importa lo ansioso que puedas estar, no te contactes antes.
Si la respuesta de la empresa fuese negativa, no te preocupes, conserva la calma y enfócate en continuar con tu búsqueda. Sigue preparando las entrevistas de acuerdo con estas tres etapas y cada día tendrás más confianza y conocimiento para enfrentar este proceso. Si en cambio la respuesta es positiva, ¡felicitaciones! Disfruta tu logro y prepárate para dar lo mejor de ti en tu nuevo empleo.

Puedes revisar también los siguientes artículos:
Fondo de Emergencia: ¿cómo crearlo, y cuánto dinero debe tener?
Consejos financieros para organizarse y superar un periodo de cesantía

Destacado
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?