7 consejos que mejorarán tu salud financiera

7 consejos que mejorarán tu salud financiera

Tener una buena salud financiera es algo que puedes alcanzar con trabajo, disciplina y siguiendo recomendaciones que te harán más fácil el camino.

Ya sea que quieras mejorar tus ingresos, hacer más eficiente tu dinero, disminuir tus gastos, o comenzar a ahorrar e invertir, especialmente en el complejo escenario actual, , siempre debes tener en cuenta ser ordenado financieramente. . Lograrlo, con estos 7 consejos, es más fácil de lo que puedes imaginar.

1. Distingue entre necesidades y deseos al momento de comprar
Cuando queremos comprar algo siempre debemos definir si va a satisfacer una necesidad, o un deseo. Una necesidad es alimentarse, vestirse o comunicarse; un deseo es querer comer langosta en vez de una ensalada, o comprar ropa de diseñador en vez de en una tienda normal, o comprarte el último smartphone del año, en vez de un móvil que sea funcional a tus requerimientos. Aprender a distinguir entre necesidades y deseos puede significar mucho dinero de diferencia entre una cosa y otra. Además, cuando identifiques esos gastos que responden simplemente a deseos, y que, por ende, puedes suprimir o abaratar, podrás también tener un extra para ahorrar.

2. Gasta menos de lo que ganas
Esto es básico para mantener una buena salud financiera. Calcula todos tus ingresos y compáralos con todos tus gastos, para ello puedes utilizar esta Plantilla de Presupuesto Mensual en formato Excel, y hacerlo en forma fácil y ordenada.

Si tus ingresos son mayores, estás en buen pie para incluso ahorrar o invertir. Si son iguales, considerando el punto anterior, busca como reducir los costos, ya que estás en una situación muy sensible frente a un imprevisto o una emergencia. Si tus costos son mayores que tus ingresos, ocúpate en reducirlos o buscar nuevas formas de ingresos, así te irás organizando hasta cumplir con la premisa de este punto.
Te invitamos a realizar este ejercicio junto a tus familiares, para que tengan claridad de su situación financiera. Puedes organizar tu presupuesto en una plantilla Excel, o de la forma que más te acomode.

3. Si puedes pagarlo, puedes comprarlo
Antes de comprar algo, o contratar un servicio, verifica en tu presupuesto si puedes pagarlo. Si es muy importante adquirirlo o contratarlo, considera la posibilidad de tomar un crédito, pero planifica en tu presupuesto el pago de las cuotas. De lo contrario, es mejor que esperes a juntar el monto, veas una alternativa más accesible a tu bolsillo, o simplemente lo dejes anotado entre tus pendientes para el futuro.

4. Paciencia es dinero
Cuando se habla de finanzas personales, siempre la paciencia será más rentable que la impulsividad. Si eres paciente y constante con tus ahorros, no importa el monto final, sino el hábito, verás la forma en que se van incrementando en el tiempo gracias a los intereses. En tanto, si eres paciente con tus inversiones, podrás soportar con tranquilidad los momentos de alta incertidumbre. Por último, si quieres comprar algo, cotizar con paciencia te ayudará a encontrar el mejor precio.

5. Sé puntual al pagar tus deudas
No hay problema en que tengas deudas, lo importante es que las mantengas controladas. Si no quieres pagar intereses extras o caer en morosidad, con todo lo que ello implica, paga siempre tus cuentas en la fecha que corresponde. Evitar pagar solo el monto mínimo, ya que si lo haces, tu deuda prácticamente no disminuirá. En el caso de las tarjetas de crédito, si puedes pagar antes de la fecha de facturación, mucho mejor, así incluso tal vez te ahorres algunos costos de administración.

6. Así como la paciencia, el tiempo también es dinero
Cuando ahorras, el tiempo jugará a tu favor, así que entre antes comiences a hacerlo, mayores montos alcanzarás. La explicación a esto se encuentra en el interés compuesto, el que explicaremos su funcionamiento en otra publicación. Así que, si quieres que el tiempo te ayude a ganar más, comienza hoy mismo. También puedes abrir cuentas de ahorro para tus hijos, y si eres constante, serán adultos afortunados.

Un buen hábito de ahorro es lo que se denomina “pagarte a ti mismo”, esto es, apenas recibes tu sueldo, antes de pagar cualquier deuda, separa un monto para guardarlo en otra cuenta, y ese será el pago que te realizas a ti mismo. Si lo haces todos los meses, verás crecer tus ahorros rápidamente.

Esperamos que estos consejos financieros te ayuden a mejorar tu situación, y a lograr una buena salud financiera. Recuerda que eres financieramente ordenado conseguirás con mayor facilidad tus objetivos.

¿Cómo incluyo el ahorro en mi presupuesto mensual?
¿Cómo planificar y organizar tus finanzas en periodo de incertidumbre financiera?

Destacado
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?