3 formas de combinar tus finanzas en pareja

3 formas de combinar tus finanzas en pareja

18/10/2017

Parte de estar con una pareja con la que te proyectas, es aprender a vivir y coexistir juntos en todos los aspectos de la vida. Pese a que no es necesario compartir todo con el otro, cuando se trata de dinero, manejar y organizar las finanzas de a dos puede ser un poco más difícil.

Si quieres saber cómo combinar tus finanzas te recomendamos que veas la siguiente guía:

1. Hagan un presupuesto para asuntos domésticos

Diseñen un presupuesto tomando en cuenta sus gastos e ingresos en conjunto. Determinen cuánto es el dinero que se maneja mensualmente en el hogar y cuánto sale.

Es importante determinar qué gastos son imprescindibles y cuáles no tanto. Si ven que el dinero no está alcanzando, vean dónde hacer recortes y comiencen a barajar ideas para aumentar sus ingresos. Si necesitas ayuda para organizar tus finanzas, puedes usar la herramienta de presupuesto de Sanodelucas.

2. Definan sus metas juntos

Tú y tu pareja deberían ser capaces de discutir cualquier tema que se les presente, el dinero no es la excepción. Lo principal para que esa sea una conversación fructífera es que ambos puedan determinar cuáles son sus metas financieras.

Dentro de esas metas, deben discutir si quieren o no invertir, cuáles son sus planes de retiro, cuánto de su dinero irá dirigido a deudas y para qué quieren ahorrar a futuro.

Recuerden siempre priorizar las deudas (ya sean personales o en pareja) y apunten a saldarlas, sin importar el tiempo que les tome. Para tener una administración responsable de sus finanzas siempre deben tratar de aumentar sus ingresos y velar por saldar las cuentas urgentes.

3. Cuenta compartida

Para cualquier pareja que ya pasó por la discusión sobre sus ingresos y que ya contabilizó los activos de cada uno, abrir una cuenta de ahorros en conjunto pareciera ser el paso natural. Esto les permitirá  que cada uno sea dueño de las inversiones y tenga acceso al dinero que ambos han depositado. De esta forma los dos se convierten en titulares y basta con una de las dos firmas para poder efectuar retiros.

Además, el beneficio detrás de esta forma de organización permite que ante cualquier problema el otro pueda disponer del dinero para enfrentar esa situación.

Planificación
Leer todo el artículo

¿Te ha resultado útil?