Taschen: el artista joven que creó la editorial de arte más grande del mundo

En el año 1980, un joven de 18 años con mente de emprendedor decidió abrir una tienda de cómics en su ciudad natal, Colonia, Alemania. ¿El motivo? Poder vender e intercambiar de su propia colección masiva de novelas gráficas. El nombre de ese emprendedor: Benedikt Taschen.

En el año 1980, un joven de 18 años con mente de emprendedor decidió abrir una tienda de cómics en su ciudad natal, Colonia, Alemania. ¿El motivo? Poder vender e intercambiar de su propia colección masiva de novelas gráficas.

El nombre de ese emprendedor: Benedikt Taschen.

Al principio la idea era sacar provecho de sus propias adquisiciones y armar una suerte de círculo con otras personas que compartieran el mismo cariño por los cómics.

Sin embargo, a un año de comenzar su idea, el negocio se expandió de novelas gráficas a catálogos.

Al darse cuenta de que la gente apreciaba su ojo para descubrir buenos textos y al ver que aumentaba su popularidad, decidió comprar 40.000 copias que quedaban del pintor surrealista René Magritte en inglés a precio de costo y revenderlas por una fracción de su valor original.

Muchos consideraron que esta compra masiva era una locura. Pero Taschen ya había visto que existía una audiencia extensa que consumía libros de arte.  El problema en la compra de textos artísticos era su valor, por esto cuando surgió la opción de comprarlos a precio de costo Taschen no lo dudó.

Fue en ese momento en que tomó la decisión de democratizar el mercado de los libros de arte. La venta de esos 40.000 ejemplares hizo que se diera cuenta de que existía un público que no estaba siendo considerado por el mercado.

Pronto, Taschen comenzó a reimprimir libros bajo su propio nombre con un presupuesto menor y en los siguientes años publicó su primer libro original: Picasso.

A fines de los ’80 su compañía se posicionó a nivel mundial como una marca de calidad y asequible para los amantes del arte, logrando de esta forma expandirse a otras áreas tales como la arquitectura, el diseño, la fotografía y los clásicos.

Desde 1999, la marca TASCHEN se ha popularizado a nivel mundial gracias al libro SUMO de Helmmur Newton, que contaba con la participación de más de 80 celebridades. El libro logró venderse a 320.000 dólares en una subasta y se transformó en el más caro en ser subastado.

Pese a que la mayoría de sus consejos van dirigidos a otros entusiastas del arte, el ejemplo de Taschen es uno que no puede dejarse de lado. Nos reafirma que las buenas ideas no tienen edad y que nunca es muy temprano ni tarde para buscar soluciones en el mundo de las cosas que amas.

De acuerdo con Matt Weiner, creador del programa de televisión “Mad Men” y amigo de Taschen, su éxito se da por ver el pasado y traerlo al mundo contemporáneo: “Él mantiene constantemente una calidad muy alta en el contenido y el estilo de lo que hace… es capaz de documentar tanto el presente como el pasado de una manera indispensable”,  señaló al Wall Street Journal.

¿Te ha resultado útil?

Si No

Danos tu opinión