¿Qué es una buena deuda?

La palabra deuda es para muchos motivo de preocupación, sin embargo es un concepto que está presente en todas las personas que son independientes financieramente.

La palabra deuda es para muchos motivo de preocupación, sin embargo es un concepto que está presente en todas las personas que son independientes financieramente.

Se trata de una herramienta que te permite pagar desde casas y autos hasta compras diarias como bencina y comida para tu casa. En su definición más básica, la deuda es una cantidad de dinero que se pide prestada a otra parte.

Si miramos más de cerca es fácil distinguir una deuda buena de una mala. La deuda buena es aquella que te ayuda a generar el ingreso necesario para aumentar tu valor neto. No hay mejor forma de explicar esto que con el dicho “se necesita dinero para hacer dinero”.

A continuación te presentamos algunos ejemplos de deudas buenas:

 1. Educación

Foto-1

Invertir en educación siempre ha sido un sinónimo de éxito; ya sea capacitándote o con estudios de pre y post grado.

La educación tiene una correlación positiva con la habilidad de encontrar oportunidades laborales. Los trabajadores con mayor desarrollo de capacidades tienen más posibilidades de encontrar el trabajo que desean y tienden a alcanzar en menor tiempo el éxito dentro de sus empresas.

Sin importar si es técnica, superior o simplemente cursos para mejorar distintas habilidades, la educación es una deuda que genera retornos a mediano plazo.

 2. Manejar un negocio pequeño

Generar ingresos es uno de los principales beneficios de un emprendimiento, además del plus de ser tu propio jefe y hacer lo que amas.

Para comenzar un negocio es necesario considerar de cuánto será tu inversión inicial y de qué manera juntarás esta cifra: ya sea a través de préstamos en instituciones financieras o de aportes de privados. Tú tendrás que tomar esa decisión.

 3. Bienes raíces

Foto-2

Existen muchas formas de hacer dinero a partir de bienes raíces. En el frente residencial, la estrategia más simple generalmente involucra comprar una casa y vivir en ella un par de décadas antes de venderla.

Las bienes raíces residenciales pueden ser utilizadas para generar ingresos, si es que optas por arrendarlos. Los inmuebles comerciales también son una excelente forma de generar flujo de caja y ganancias capitales para inversionistas.

 4. Invertir

Las inversiones proveen una oportunidad de generar ingresos a corto plazo, y las inversiones a largo plazo pueden ser una gran oportunidad para generar riquezas.

La gran variedad de inversiones desde acciones tradicionales hasta bonos e inversiones alternativas, commodities y metales preciosos, son una serie de herramientas que tienen una tasa de rentabilidad alta.

¿Te ha resultado útil?

Si No

Danos tu opinión