Los mejores trucos de Steve Jobs de como lograr proyectos exitosos

Steve Jobs, el difunto genio de la tecnología, era sin duda uno de los emprendedores más reconocidos del mundo. No sólo fue fundador y CEO de la empresa Apple, sino que también se convirtió en el rostro más recordado de la marca.

Steve Jobs, el difunto genio de la tecnología, era sin duda uno de los emprendedores más reconocidos del mundo. No sólo fue fundador y CEO de la empresa Apple,  sino que también se convirtió en el rostro más recordado de la marca.

Pese a todos los rumores detrás de su figura –que tenía un carácter complicado o que dentro de sus buenas ideas había muchas malas- su forma de administrar le valió a la marca Apple posicionarse en tecnología. Tenía la capacidad de atraer a los mejores en la industria además de la de escuchar qué querían los usuarios.

Jobs partió de cero y fue su forma de liderar y sus métodos de productividad lo que lo llevaron a la cima.

¿Quieres saber cómo logró el anhelado éxito? Lee el siguiente recuento:

1. Bota todo lo innecesario y concéntrate en lo que importa

Cuando Jobs volvió a Apple en 1997 como CEO, una de sus primeras acciones fue reducir el número de productos que vendía la compañía.

Condensó la oferta e hizo más sencillo que la gente eligiera un Mac. De ahí en adelante se expandió para introducir el iPod, el iPhone y el iPad, pero siempre manteniendo una línea de productos limitada.

Existe una anécdota que cuenta que Jobs tuvo una discusión con Mark Parker, el CEO de Nike, respecto de botar lo que él decía que era “basura”.  “Nike hace los mejores productos en el mundo. Productos que deseas conservar. Pero también tienen mucha porquería. Sólo elimina las cosas innecesarias y enfócate en lo bueno”, le dijo Jobs a Parker.

Años después Parker reconoció que sus palabras le sirvieron para editar su material y concentrarse en mejorar sus productos deportivos.

2. Delega responsabilidades

Foto 1

Enfocarse en lo que importa es un consejo que en la teoría suena sencillo. Sin embargo, Jobs tenía un truco para asegurarse de que la gente hiciera lo que tenía que hacer y no perdiera el tiempo en cosas sin importancia.

Durante las reuniones Jobs asignaba tareas y ponía a una persona como responsable. Esto lo hacía con la esperanza de que al delegar de manera precisa todos trabajaran en lo que supuestamente debiesen hacer y nada más.

Para Jobs era inexcusable que un empleado saliera confundido de una reunión y sin tener claro qué tenía que hacer. Una reunión efectiva de Apple incluía una “lista de acción” y al lado un IRD “Individuo Responsable Directo”, que tenía que asegurarse de que se cumpliera cada tarea. Por esto, una de sus lecciones es que hay que aprender a delegar. Un buen líder siempre es capaz de darle a su equipo responsabilidades que tengan un propósito.

3. Obtén más experiencias de vida

En un video que muestra a Steve Jobs dando el discurso de graduación de los estudiantes de Stanford, el ex CEO de Apple dio una serie de consejos a los futuros graduados.

Pese a que siempre creyó que asignar responsabilidades es esencial, aseguró que mirar más allá de lo que se conoce es esencial para encontrar el éxito en la vida.

Y contó una anécdota personal cuando él asistía a Reed College: “En la universidad ofrecían quizás las mejores clases de caligrafía que existían en el país. A través del campus cada poster, cada marcador en un cajón, todo tenía una caligrafía impecable. Debido a que había botado mis clases y no tenía mucho que hacer, decidí tomar las clases de caligrafía para aprender cómo hacerlo. Aprendí sobre tipografías serif y sans serif, sobre variar el espacio y combinar letras. Fue hermoso, histórico y artístico; algo que la ciencia y los números no me habían entregado nunca. En su momento esto no me ayudó de mucho, pero diez años después, cuando estaba diseñando el primer Macintosh, todo ese conocimiento volvió a mí. El Mac fue el primer computador con una tipografía bonita. Si no hubiese tomado esas clases quién sabe cómo serían los computadores hoy”.

Finalmente, la enseñanza es que mientras más diversas sean tus experiencias, mejor será cada paso del camino hacia el éxito. Debes dedicar más tiempo y recursos para diversificar lo que haces para ser, más que un gran profesional, una persona más completa.

¿Te ha resultado útil?

Si No

Danos tu opinión