Enseñanzas de la relación cliente-emprendedor

Parte de ser el dueño de un negocio es aprender a lidiar con distintas personas. Es esencial que, ya sea con tus empleados, proveedores o clientes, sepas cómo manejar los problemas y saques lo mejor de cada una de estas relaciones.

Parte de ser el dueño de un negocio es aprender a lidiar con distintas personas. Es esencial que, ya sea con tus empleados, proveedores o clientes, sepas cómo manejar los problemas y saques lo mejor de cada una de estas relaciones.

Cada día se puede aprender algo nuevo, y aunque no lo creas, tus clientes pueden ser una gran fuente de enseñanza.

Aquí te mostramos un par de lecciones que han sacado distintos emprendedores según el sitio web para emprendedores Inc:

 1. Sé humilde

Muchos negocios que comienzan de una gran idea suelen no encontrar el éxito porque fallan al no saber responder a las demandas de sus clientes, simplemente porque creen que no van en línea de su “modelo” o de su “innovación”.

¿Por qué empresas gigantes como Google o Facebook emplean tanto tiempo en mejorar su servicio al cliente y en escuchar a sus usuarios? Porque de ellos surgen las nuevas soluciones a problemas que antes no habían visto.

Ser humilde frente a lo que estima la persona que usa tu producto o servicio es elemental. Nunca te cierres a lo que te puedan mostrar.

 2. Colabora

Parte de tener clientes es trabajar de manera colaborativa. Si es que provees servicios o productos seguramente contarás con clientes que son más grandes con los que debes estar negociando constantemente.

Aprender a negociar y a escuchar en las reuniones que requieran una reestructuración de algún contrato puede sacar beneficios tanto para ellos como para ti.

Si es que organizas una reunión con tu cliente ideal y le preguntas qué es lo que tiene en mente y cuáles son sus objetivos, puedes llegar a acuerdos que podrían significar abaratar costos o desarrollar áreas que no tenías consideradas.

 3. Trabaja con tu cliente ideal

Foto-1Junto con lo anterior, trabajar con una serie de clientes también te enseña a observar y a analizar qué tipo de usuarios deseas para tu empresa.

Un error común para los emprendedores es querer abarcar una gama de distintas personas que realmente no van en línea con su negocio.

Se trata de considerar a aquellos consumidores que te van a ayudar a sacar adelante tu negocio. Debes moverte hacia tus clientes ideales, porque te pueden ayudar a expandirte más adelante.

 4. Sé osado

Cuando estás recién ideando un emprendimiento, crees tener claro dónde quieres ir y a qué quieres apuntar. Sin embargo, a medida que vas creciendo el modelo puede ir variando y parte de esto se da por el equipo que llevas, la innovación y tus clientes.

A lo mejor tú sabes más sobre negocios que tus usuarios, pero debes tener claro que ellos son los que ven la utilidad y la necesidad en lo que estás ofreciendo. Parte de continuar con el proceso de tu emprendimiento, será tomar el lado de tus clientes. Y deberás confiar para ver a largo plazo las recompensas.

¿Te ha resultado útil?

Si No

Danos tu opinión