¿Cómo responder a las preguntas clásicas en una entrevista de trabajo?

¿Has salido alguna vez de una entrevista pensando que podrías haber dado una respuesta mucho mejor a la que le presentaste a tu potencial jefe?

¿Has salido alguna vez de una entrevista pensando que podrías haber dado una respuesta mucho mejor a la que le presentaste a tu potencial jefe?

Entre los mayores  desafíos que enfrenta cualquier postulante a un empleo está el tener un buen desempeño al  responder las clásicas preguntas en una entrevista de trabajo. Para que estés preparado para esta situación, te damos algunas  claves para que sepas cómo contestar ante un proceso de selección.

1. Dime algo de ti 

Esta primera pregunta pareciera ser sencilla, porque ¿quién sabe más de ti que tú mismo? No obstante, debido a la ambigüedad de este cuestionamiento es muy fácil perderse en una serie de posibles respuestas o comenzar a dudar de las capacidades propias.

Nuestra recomendación es que memorices una serie de hechos generales sobre ti mismo. Por ejemplo: “Hola, mi nombre es (XXXX) y tengo (XXXX) años de experiencia en (XXXX) campo. Mis fortalezas son (nombrar tres fortalezas) y actualmente estoy postulando a este trabajo por (XXXX motivo).

2. ¿Cuál es tu pasión? 

Foto-1

Esta pregunta suele ser capciosa, ya que los candidatos no saben si está relacionada a las cosas que disfrutan fuera del trabajo o si apunta a lo qué los motiva de un empleo. A menos que postules para ser piloto y digas que tus pasión son los aviones, no enfoques tu respuesta hacia el trabajo, ya que podría sonar un poco falso.

Lo mejor es elegir una respuesta que muestre algo tuyo que vaya más allá del currículum y te permita destacarte por sobre los demás. La clave es dar detalles de aquello que te apasiona y ser capaz de mostrar una motivación real.

3. ¿Por qué quieres dejar tu trabajo actual? o ¿por qué lo dejaste?

Esta pregunta puede ser un campo minado. ¿Es necesario decirle que realmente necesitas más dinero porque te cambiarás de casa? ¿O que no soportas a tu jefe actual? Por supuesto que no.

Debes ser honesto, pero también  tener cautela con las cosas que quieras que tu eventual jefe sepa. Nunca debieses dar una respuesta demasiado personal, esto hace que el entrevistador cuestione tu sentido del profesionalismo. En lugar de eso, es recomendable que hables desde tu experiencia como profesional, la transición que estás realizando, los desafíos que esperas enfrentar o la necesidad de entrar a una industria nueva.

4. ¿Cómo sabemos si realmente estás comprometido a largo plazo?

Foto-2

Si en el último tiempo has estado saltando de compañía en compañía, tienes que estar preparado para responder esta pregunta. Pueden haber muchas razones para tu cambio.  Sea cual sea tu respuesta, en la empresa en que te entrevisten querrán sentirse seguros de su decisión.

Una buena respuesta puede ser aquella que se enfoque en tu aprendizaje y adaptabilidad en los cargos que has estado y cómo, a partir de estos cambios, has sido capaz de apreciar un ambiente de trabajo estable y el sentido de compromiso a un proyecto.

5. ¿Qué es lo que más y lo que menos te gustó de tu trabajo anterior?

Es esencial que en esta pregunta te concentres en las áreas que sean relevantes para el cargo al que postulas. No digas “me gustaba el ambiente”. En lugar de eso, trata de explayarte un poco más: “Me gustaba que en el equipo hubiese una concepción de confianza y respeto entre las personas”.

Cuando te toque discutir aquellos elementos que te disgustaron de tu empleo anterior, trata de buscar algo que se aleje del cargo y de la empresa a la que estás postulando ahora, pero asegúrate de indicar que realizaste tus tareas con éxito o que a partir de esto lograste un aprendizaje.

¿Te ha resultado útil?

Si No

Danos tu opinión