¿Cómo pasar de ser un “derrochador” a un “ahorrador” de dinero?

Para cualquier persona que busca la tranquilidad económica resulta un poco sobrecogedor determinar qué estrategia es la que mejor se adecúa a sus finanzas y estilo de vida.

Para cualquier persona que busca la tranquilidad económica resulta un poco sobrecogedor determinar qué estrategia es la que mejor se adecúa a sus finanzas y estilo de vida. Como queremos ayudarte a pasar de gastador a ahorrador, te damos a conocer la ecuación y los pasos necesarios que te llevarán a tu meta.

El derrochador se ve generalmente como algo así: 100 | 0 | 0

Vive” con 100% de sus ingresos mensuales.

Ahorra” 0% de los ingresos mensuales.

Y “Da” 0% de sus ingresos mensuales.

Mientras que el ahorrador se ve como algo así: 80 | 10 | 10

Vive” con el 80% de su ingreso mensual.

Ahorra” 10% de su ingreso mensual.

Y “Da” 10% de su ingreso mensual.

Para cambiar esta situación y revertir los números debes pasar por un sistema gradual, haciendo pequeños cambios de cifras en tus ingresos y gastos.

Un consejo muy común entre los expertos en finanzas es que el éxito del ahorro no se basa en pagar primero y ahorrar después, sino más bien en lo contrario, ahorrar primero y gastar después.

El camino para el 80 | 10 | 10 se sustenta en la misma lógica. Lo esencial es llegar a esta cifra de manera gradual (si quieres incluso puedes ponerte una meta mayor). Comienza  en 2% y sube mes a mes hasta lograr en un semestre o en un año hacer la transición a ahorrador.

Lo primero es hacer un test de realidad y motivación:

Foto-1

La realidad de la sociedad en general es “recolectar cosas”. Tu capacidad de abstraerte del consumismo excesivo será la clave para entender cómo funcionan tus propias finanzas frente a todos los estímulos que te presenta tu entorno.

Saber que hay cosas que no necesitas comprar, o determinar que una oferta no es necesaria ya que el objeto de tu deseo no es esencial te ayudará a lograr este cambio.

La motivación para ser un ahorrador (y no un derrochador) se ve mermada por el deseo de adquirir cosas. A las personas les gusta poder adquirir lo que quieran cuándo quieran. ¿Cuál es el secreto entonces?

El momento oportuno. Mira hacia el futuro y planea cómo gastar lo que quieres. Para lograrlo, tómate tu tiempo, mientras más pienses en el valor de lo que gastes, menos dinero necesitarás para mantener tu estilo de vida. Al mismo tiempo, te dará otra aproximación hacia las cosas, evitando gastar en cosas que realmente no necesitas y permitiéndote organizar tu presupuesto.

Tu plan para convertirte en un ahorrador debe considerar:

Foto-2

1. Monitoreo de tus deudas. Debes comenzar a eliminar los números negativos en tu balance.

2. Vivir en línea con tus objetivos. Puedes hacer cosas para reducir tus costos y además aumentar tu calidad de vida.

3. Ahorrar, primero secuencialmente y luego de manera concurrente. Este plan debe contener tus gastos fijos, gastos variables y cuánto y qué dirigirás a la sección “Ahorro” y “Da”.

Ahora te estarás preguntando cuál es la necesidad de dar ese 10% de tu sueldo si ya estás ahorrando un porcentaje. Se ha comprobado que aquellas personas que tienen buena salud financiera suelen dar a terceros; ya sea colaborando con distintas organizaciones o simplemente dando regalos a las personas que quieren. Parte de tener orden en tu economía es hacerte consciente de ésta y, ¿qué mejor forma que entregando a aquellos que necesitan de tu ayuda?

Recuerda que para este paso debes determinar cómo aumentarás el porcentaje en cada ítem en un plan mensual o trimestral.

¿Te ha resultado útil?

Si No

Danos tu opinión