¿Cómo hacer críticas constructivas para el equipo de tu empresa?

Una de las cosas más importantes que tiene que hacer un líder en su propio emprendimiento es determinar cómo ha sido el trabajo de sus empleados y qué se espera de ellos a largo y corto plazo.

Una de las cosas más importantes que tiene que hacer un líder en su propio emprendimiento es determinar cómo ha sido el trabajo de sus empleados y qué se espera de ellos a largo y corto plazo.

Sin embargo, junto con este “cómo” también debe tener claro cuándo las cosas se están haciendo mal; y es difícil criticar a quienes uno desea cuidar y mantener dentro de su empresa.

Es por esto que te damos a conocer el ABC de cómo dar feedback crítico:

1. Pide permiso antes

Esto parece absurdo, ya que ¡eres el jefe! Deberías ser capaz de tener la libertad de hablarle a tus empleados cara a cara sin peros, pero recuerda las relaciones humanas son débiles y generalmente son los problemas de comunicación los que rompen los vínculos con tus empleados.

Nadie disfruta escuchar sobre las cosas que hace mal, pero tus trabajadores lo tomarán mucho mejor si les adviertes antes o si les pides permiso para hacerlo. Sólo pregunta: “¿puedo hacerte una crítica constructiva que sé que te ayudará?” Esto te permitirá mantener las relaciones con tus empleados, y al mismo tiempo hará que ellos se sientan cómodos y te respeten por tomar en consideración sus sentimientos.

2. Habla del comportamiento actual

Foto-1

Sé específico a la hora de hablar sobre el problema o comportamiento actual del que te estás refiriendo. Provee un contexto a la hora de definir “cuándo” y “cómo” se dio el acto. No deambules.

Sé claro, conciso y presenta ejemplos. De esta forma serás capaz de ilustrar y sacar enseñanzas para que tu equipo y empleados mejoren, sin que sientan que lo que le estás diciendo es un ataque injustificado.

3. Habla del comportamiento deseado

La idea de una crítica constructiva es que tus empleados puedan sacar algo bueno de esto, es por esto que también debes reafirmar qué es lo que quieres que mejoren. Nuevamente, ser específico es clave.

Por ejemplo: “cuando decides no venir a las reuniones, siento que no te tomas en serio las cosas que haces y afecta cómo te enfrentas a las situaciones laborales del día a día. También siento que es poco respetuoso para el resto. En el futuro, creo que sacarías mucho más asistiendo y es un comportamiento que me gustaría que pudieras mantener”.

Si explicas cómo se puede mejorar el mal comportamiento, el empleado verá una oportunidad de crecer en la empresa.

4. Recalca lo bueno

Foto-2

Claramente, si estás hablando con ese empleado porque quieres que mejore es por algo. Sino perfectamente podrías pensar que es dispensable y no perderías tu tiempo dándole feedback constructivo para que crezca en la empresa.

Es esencial que recalces también lo bueno que es, para que sepa que es valorado en la empresa y que ves un potencial en él. Verás que esa persona con el tiempo querrá mejorar y que también será capaz de determinar cuándo esté comportándose de manera incorrecta.

¿Te ha resultado útil?

Si No

Danos tu opinión