4 ideas para tu Devolución de Impuestos

Debido a que la devolución de impuestos es una vez al año, con el ingreso extra nos vemos tentados a comprar ese celular de último modelo o darnos un viaje que no teníamos considerado.

Debido a que la devolución de impuestos es una vez al año, con el ingreso extra nos vemos tentados a comprar ese celular de último modelo o darnos un viaje que no teníamos considerado. Sin embargo, existen otras formas de darle un buen uso a esos recursos, sin tener que gastarlo todo en una sola pasada.
A continuación te presentamos cuatro ideas que te podrían ayudar a darle un mejor uso a la Devolución de Impuestos 2015:

1. Un pago por un pago

foto-1
Sin importar el monto, considera aquellas deudas y pagos de acuerdo al corto, mediano y largo plazo, y te darás cuenta que siempre hay alguna cuenta que saldar. Eventualmente, te sentirás mejor que dejándote llevar por la primera tentación.
Especialistas recomiendan dirigir el pago de una devolución de impuestos de entre $100.000 y $300.000 a aquellas tarjetas de crédito morosas, mientras que si esperas un monto entre $300.000 y $700.000 se sugiere que pagues deudas que se presenten en el mediano plazo, como sería el dividendo de una casa.

2. Complementar el fondo de pensiones

En caso de no necesitar este dinero en el corto plazo, complementar el fondo de tu AFP con el Ahorro Provisional Voluntario (APV) se considera una idea positiva.
El APV es un fondo complementario al Ahorro Obligatorio y tiene como principal objetivo mejorar o anticipar tu pensión, y lo mejor es que puedes contratarlo en distintas aseguradoras sin necesidad de estar afiliado a una AFP en particular.

3. Asegura tu hogar

foto-2
Cada cierto tiempo es importante ver el estado de tus seguros (ya sea de vida, automotriz, u otros), ya que éstos pueden haber sufrido modificaciones o tal vez ya no se adapten a las necesidades de tu estilo de vida. En el caso de los seguros de protección para tu hogar, muchos de éstos están unidos a los pagos de los dividendos, no obstante una vez pagado el crédito, este seguro ya no corre y es tu obligación volver a contratarlo. Estos seguros te ayudarán en caso de accidentes, robos o desastres naturales.

4. Abrir una cuenta de ahorro o tomar un depósito a plazo

A diferencia del APV, abrir una cuenta de ahorro te da más flexibilidad a la hora de decidir para qué quieres usar esos recursos.
Muchas veces para alcanzar lo que queremos, como asegurarnos una buena jubilación a futuro, tenemos que usar distintas herramientas. Es por eso que las cuentas de ahorro y depósitos a plazo son una gran opción, sobre todo porque hoy en día no se requieren grandes montos de dinero para tomar estos productos. Además, que ambos entregan rentabilidades determinadas, lo que te permite saber cuánto podrías obtener a largo plazo.
Al poner este dinero a disposición de algo mayor, verás que tu ahorro crecerá con el tiempo y además te permitirá mantener tus cuentas ordenadas y no caer en la tentación de gastar esos recursos antes de cumplir con tus metas.
Sanodelucas te ofrece una herramienta para planificar tu ahorro, considerando con cuánto dinero quieres comenzar y con qué propósito.

¿Te ha resultado útil?

Si No

Danos tu opinión